Trabajadores de la vía pública siguen firmando contratos

Los trabajadores de la vía pública siguen suscribiendo sus contratos con la Municipalidad de Ciudad del Este, que tienen como fin otorgarles estabilidad, al concretarse una histórica formalización que beneficiará a unos 8.000 pequeños comerciantes. Contempla la exoneración del pago del canon hasta el mes de diciembre de este año.

Los respectivos contratos son por diez años y su concreción fue posible mediante un trabajo conjunto realizado entre la intendencia y la Junta Municipal en favor de los trabajadores de la vía pública.

Los mesiteros, casilleros y trabajadores en general sostienen que tendrán las garantías necesarias para trabajar, superando los efectos negativos de la pandemia y el largo aislamiento, con mayor esperanza.

A través de esta iniciativa, se está haciendo realidad la formalización de más del 80% de la situación de los trabajadores de la vía pública, lo que es muy importante para la expedición de facturas legales.

La mayoría de los trabajadores expresaron la gran satisfacción de llegar a esta instancia que les garantizará la estabilidad y consecuentemente, la posibilidad de una mejor sobrevivencia, el estudio de los hijos y un trabajo más digno, luego de 20 años de espera. Señalaron que pasarán una muy feliz Navidad los 8.000 casilleros que trabajan en la calle.

El jefe de la División de Fiscalización, Carlos Cantero afirmó que 300 personas del sector del tinglado o primera etapa ya firmaron sus contratos y que el trabajo seguirá en los demás sectores, en forma libre para una revisión previa del documento por parte de los beneficiarios y con el debido tiempo para su verificación.

Mencionó que se formalizará la numeración de las casillas dentro de la tarea de sistematización de datos mediante el censo realizado, lo que facilita el proceso. Los trabajadores pagarán el canon municipal a partir de enero del próximo año.

Silvino Zapata, presidente de la Unión de Casilleros Unidos de CDE, señaló que luego de mucho tiempo llegó una victoria, tras más de 27 años, posibilidad que nunca tuvieron. Destacó que estaban a punto de quedar en la calle, siendo la primera vez que pueden leer sus contratos y que los 306 compañeros suyos firmarán con garantía y tranquilidad sus respectivos contratos mediante una decisión del Gobierno municipal. “Los sueños se hacen realidad hoy en día, trabajábamos con mucha presión y hoy día contamos con contrato por diez años, además renovable”, manifestó.