Municipalidad de CDE y UNE instalan mesa de trabajo para monitorear calidad de agua

La Municipalidad de Ciudad del Este y la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Este (UNE), se enmarcan en un proyecto conjunto para buscar soluciones a la problemática de la falta de potabilización del agua para el consumo que afecta a gran parte de la población altoparanaense.
En el marco de este proyecto de alianza, los técnicos de la UNE presentaron los resultados de un diagnóstico pormenorizado sobre la calidad de agua que consume gran parte de la población esteña, planteándose el tratamiento de agua superficial para el consumo como una de las soluciones factibles.
La presentación se realizó este miércoles 15 de diciembre en la sala de reuniones de la intendencia municipal con la participación del director general, Econ. Daniel Pereira Mujica, la directora de Área Urbana, Arq. Marlene Aguilera y la directora de Gestión Ambiental, Ing. Karen González.
La Bioq. Eva Mereles Aranda, encargada del Laboratorio de Agua y Alimento de la Facultad de Medicina de la UNE, indicó que la mesa de trabajo conjunto es con el fin de establecer un monitoreo de la calidad del agua, con el fin de analizar si las aguas de consumo, ya sean superficiales o subterráneas, están contaminadas o no.
Explicó que, desde el laboratorio, que es académico, tienen proyectos de investigación desde el año 2017, a través de las cuales se monitorea la presencia de microorganismos que podían ser patógenos en el agua y que han encontrado que la mayoría de los pozos (artesianos y comunes) incluidos en la muestra, en un 79 % están con presencia de coliformes.
Explicó que la población más vulnerable a raíz de esta situación está constituida por los niños y por adultos mayores de 65 años, a causa de la baja inmunidad, pues los microorganismos pueden causar diarrea, vómitos y algunas otras complicaciones como la deshidratación.
Esto genera un riesgo para el consumo de las aguas contaminadas con microorganismos, fuera de lo que establece la norma paraguaya que estipula el grado de microorganismos que no pueda causar daño a la salud. Indicó que, con relación al tema, se torna necesaria una mejor planificación de construcciones como pozos ciegos de acuerdo a la distancia que debe tener de la fuente de agua.
Resaltó que según los resultados del monitoreo, existe presencia de coliformes en varias muestras analizadas en el laboratorio, de diferentes barrios, por lo que la mesa de trabajado instalada en la fecha busca apuntalar soluciones como el saneamiento de las aguas superficiales para que la población acceda a un consumo seguro.