Municipalidad de CDE sigue controlando patentes y ocupación irregular de veredas en zonas comerciales

 
Enfocada en el desafío de formalizar la actividad comercial con la reducción de la evasión tributaria en perjuicio de las inversiones para el bienestar colectivo, la Municipalidad de Ciudad del Este sigue con el operativo de control de patentes y el despeje de espacios ocupados en forma irregular.
Este plan desarrollado en medio de un proceso de persuasión, visitas y notificaciones, será gradual y permanente debido a que más del noventa por ciento de los comercios de Ciudad del Este no cuenta con patente comercial.
Tras este desafío, la división de fiscalizaciones de la Dirección de Recaudaciones de la Municipalidad de Ciudad del Este sigue intensificando el control en diferentes sectores. Este martes 16 de noviembre, el operativo de control y despeje de veredas se inició en las inmediaciones de la rotonda del área 1, avenida San José,
Se ha detectado un alto índice de informalidad para la apertura de comercios, servicios y empresas, al punto que de 100 establecimientos visitados la semana pasada en la avenida Julio César Riquelme del barrio Ciudad Nueva, solamente diez contaban con patentes.
Los propietarios ya recibieron las notificaciones correspondientes, por lo que, si no se ponen al día, deberán ser clausurados sus comercios, luego del proceso encauzado a través de la procuraduría y el Juzgado de Faltas para el finiquito de multas a raíz de la evasión tributaria.
Por lo tanto, los controles serán permanentes y con la debida rigurosidad, previéndose medidas más drásticas como las clausuras temporales y definitivas ya que algunos comercios ni siquiera han gestionado patentes para la habilitación.
Hoy es la última notificación a los comerciantes que están en forma irregular en el sector, luego ya se procederá a la clausura. Además, se insta a evitar la ocupación compulsiva de veredas. Los funcionarios de tasas especiales también se abocaron este martes al control de carteles instalados que deben adecuarse a las normas municipales.
Los trabajos se realizaron por fiscalizadores bien identificados y autorizados, acompañados por agentes de Orden y Seguridad, con el fin de preservar el libre y seguro tránsito peatonal y vehicular.
Si bien, hay un buen acatamiento de la disposición de despeje de veredas por parte de trabajadores de la vía pública, tras un trabajo sigiloso y de concienciación realizado por la Municipalidad en el microcentro, se insta a todos a mantenerse en el límite establecido, para seguir avanzando en el reordenamiento, la seguridad y a la vez, cooperar en el mejoramiento de la imagen de la ciudad.