Municipalidad de CDE sigue apoyando la gran tarea para las ollas populares

La Municipalidad de Ciudad del Este sigue acompañando con logística y recursos humanos la tarea de las ollas populares, que lleva adelante la comisión de festejos por el 65° aniversario fundacional del Municipio, facilitando la distribución de alimentos para las distintas comunidades. Este lunes 31 de enero se realizó la entrega del segundo cargamento de víveres en la Fundación Los Ángeles del Barrio Don Bosco para la realización de la segunda jornada de ollas populares en diferentes barrios este martes.
El director general de la Municipalidad, Econ. Daniel Pereira Mujica, quien acompañó la tarea, rememoró que cuando surge la pandemia en el 2020, con los 1.870 mil kilos de víveres (la mayor cantidad de alimentos que un Municipio ha comprado para su comunidad), ya se había trabajado con la Pastoral Social, la Fundación Los Ángeles y otras entidades y desde el año pasado con la misma comisión de festejos. Señaló que como este año hay un fuerte repunte de la pandemia, la comisión decidió invertir menos en fiesta y evitar aglomeraciones, optando por convertir los fondos en alimentos para llegar a los lugares más necesitados.
“Estamos muy conformes, muy agradecidos a la comisión pro festejo y a las instituciones que nos están apoyando muy de cerca”, dijo al mencionar que existe una excelente logística, un trabajo ordenado, también respetando las exigencias de la Contraloría y otros organismos de control para la rendición de cuentas.
Agregó que la estructura de organización de la Pastoral Social como la Fundación Los Ángeles, facilita muchísimo toda la tarea, en el marco del proceso de documentación y distribución en los diferentes sectores que permite visibilizar la realidad de la población más humilde, con un almuerzo de muy buena calidad. Adelantó que existen proyectos importantes para las comunidades más carenciadas y que con la Fundación Los Ángeles la Municipalidad está trabajando cada año con la canalización de fondos para la adquisición de granos de soja y el proyecto de fortalecimiento de las ollas populares en los barrios más vulnerables.
Por su parte, Gregorio Ferreira, miembro titular de la Fundación Los Ángeles y de la comisión de Festejos por el 65° aniversario de CDE, explicó que hace mucho tiempo están trabajando con las comunidades, factor que facilita el trabajo de hoy día.
Especificó que los kits contienen tres cajas de pollo cada uno, cinco paquetes de fideo tallarín que totalizan 25 kilos, cuatro kilos de extracto de tomate, tres litros de aceite, un kilo de sal y un combo de verduras. Indicó que el servicio de olla popular a realizarse este martes abarcará prácticamente toda Ciudad del Este, teniendo en cuenta que se está trabajando en 16 parroquias del Municipio que totalizan 96 lugares de distribución. También existen 54 grupos de ollas populares independientes que están participando de la tarea.
Señaló que cada kit de olla popular alcanza para brindar 250 platos de comida. “La gente nos recibe con mucha alegría, mucho entusiasmo”, señaló don Gregorio Ferreira al manifestar que la Municipalidad está ayudando con los funcionarios y que todo el trabajo es a nivel de voluntariado.
Mencionó que se mantiene el sistema de trabajo organizado el año pasado mediante los recursos municipales y que la Pastoral Social de todas las parroquias está involucrada en la acción comunitaria. Agradeció a la ciudadanía que complementa lo que falta, ya que hoy día se debe comprar todo, hasta la leña.
Destacó que la Pastoral Social y la Comisión de Apoyo de la Fundación Los Ángeles trabaja a nivel de voluntariado en todo el departamento y que la confianza lograda en casi 30 años de servicio, facilita mucho el trabajo comunitario.
Carolina Segovia, voluntaria de la Pastoral Social de la parroquia San Lucas, señaló que están trabajando con una gran expectativa en este proyecto continuo, a través del trabajo anterior realizado con mucho ímpetu, en medio de una gran necesidad de la gente, situación que se ve en cada olla visitada. Expresó que las comunidades aguardaron con mucha expectativa, a la vez de cooperar con la tarea, facilitada por el consejo pastoral de cada parroquia desde donde se sustentan las redes que trabajan por el bien común.
Indicó que de la parroquia San Lucas dependen diez comunidades que son las capillas donde viven familias vulnerables que viven a orillas de los arroyos, que siempre necesitan asistencia.
Agregó que existe muchísima cooperación de grupos muy unidos, que realmente se siente una buena vibra para trabajar con los más necesitados, al recalcar que la organización por parte de la Municipalidad y la Comisión es muy buena, lo que posibilita trabajar sin contratiempos para la entrega de alimentos y la realización de las ollas populares.