Municipalidad de CDE incentiva capacitación ciudadana sobre separación de residuos sólidos

La Municipalidad de Ciudad del Este realiza una intensa campaña de concienciación y educación sobre la sostenibilidad socio ambiental, enfocando la tarea en el microcentro dentro del desafío propuesto por el Gobierno del intendente Miguel Prieto Vallejos de dejar una referencia de cooperación multisectorial para una ciudad libre de basuras en los espacios públicos y avenidas.
A través de las divisiones de Educación y Residuos Sólidos de la dirección de Gestión Ambiental de la Municipalidad, se llevó a cabo este viernes 22 de julio una jornada de socialización de materiales educativos sobre la separación de residuos en el marco del plan piloto implementado en la Av. Luis María Argaña dentro de la campaña “Renovemos el microcentro”.
La tarea se centró en el sector de comercialización de alimentos: copetines, comedores, vendedores ambulantes, que generan una variedad de tipos de residuos al vender y producir.
Los residuos que generan confusión entre reciclables y no reciclables son las marmitas, posterior a su uso. Este tipo de residuos deja de ser reciclable o reaprovecharle, por lo que debe ser derivada al relleno sanitario del vertedero, según explicó el Ing. Nicolás Domecq, jefe de la división de Residuos Sólidos de la dirección de Gestión Ambiental.
La tarea de este viernes fue focalizada en la información de que las marmitas utilizadas no son reciclables, con la distribución de afiches didácticos a los comerciantes, vendedores y trabajadores. Previamente se realizó un relevamiento de datos sobre la cantidad de trabajadores del rubro de alimentos, a través del cual se registraron unos 15 puestos de venta de alimentos solamente en la mencionada avenida. Con los responsables de los mismos, se entablará una comunicación más fluida desde la Municipalidad para que el mencionado plan piloto tenga los resultados para renovar la imagen del microcentro y la sostenibilidad de los esfuerzos para la separación adecuada de residuos, la limpieza y el despeje de los espacios públicos.
Uno de los fines de la campaña es que los comerciantes y vendedores aprendan a separar sus propios residuos para facilitar la recolección, que es el primer paso, lo básico para los desafíos de reconversión.
Se tiene previsto triplicar los contenedores debido a la utilización por parte de los diferentes sectores de la Av. Argaña, experiencia que será replicado luego a otros sectores del microcentro.