Municipalidad de CDE avanza en la regularización de terrenos comunales

La Municipalidad de Ciudad del Este avanza con el proceso de regularización de terrenos municipales, ofreciendo un servicio permanente de asesoramiento y acompañamiento a los ocupantes pendientes de adjudicación a través de la nueva Secretaría Municipal de la Vivienda.
Está vigente la ordenanza por N° 73/97 que en su artículo 49 estipula que todos los ocupantes de un terreno municipal o que están en proceso de adjudicación o compra, deben abonar por el impuesto inmobiliario.
Los ocupantes de terrenos municipales que no cuentan con el documento de adjudicación y compra, deben iniciar el proceso correspondiente hasta obtener la resolución para poder pagar por el impuesto inmobiliario, siempre y cuando tengan la Cuenta Corriente Catastral de la propiedad que están ocupando, según explicó Juan Quiroga, jefe de la Secretaría de la Vivienda.
El mismo anunció que están trabajando en la creación de una base de datos, tarea que llevará su tiempo porque no están digitalizados. Mencionó que existen adjudicaciones desde el año 1992, cuyos ocupantes hasta la fecha no han abonado el impuesto inmobiliario.
También refirió que hay un parámetro para la adjudicación y compra, el cual consiste en que los interesados deben acercarse al municipio, hacer una entrega inicial y firmar documentos, entre ellos pagarés, porque son compromisos de pagos mes a mes.
Se está realizando al respecto un trabajo administrativo de ubicación de las personas, el lugar por el cual están pagando a fin de dar seguimiento, ya que existen pagarés pendientes de pago desde el 2008.
Se proyecta el trabajo por barrio, primeramente, desde la zona de Remansito hasta el microcentro y en la segunda etapa desde el km 3 ½ Pablo Rojas hasta la finca 66 una vez que culmine la mensura judicial.
Se insta a los afectados a que se acerquen a la secretaría para informarse de todo el procedimiento, para verificar si los lugares que ocupan son terrenos municipales, pues hubo casos en que algunas personas compraron un terreno privado como supuesto terreno municipal.