Intendente de CDE apunta a recuperar ex cantera para un amplio parque verde

Con el fin de instaurar un espacio público verde con las características de un parque nacional al borde del arroyo Acaray, el intendente Miguel Prieto Vallejos dispuso la recuperación del predio de dominio municipal que abarca la ex cantera del barrio Pablo Rojas.
Para tal efecto, este lunes se realizó la segunda jornada de limpieza, recolección de residuos con un intenso operativo desarrollado desde tempranas horas, que abarcó el amplio terreno de unas cinco hectáreas de extensión. La tarea se inició en ambas márgenes de la avenida Teniente Fariña, con un equipo de Servicios Municipales y el acompañamiento de la directora, Lic. Alison Anisimoff.
Luego del despeje y ordenamiento de escombros y la limpieza en general, el objetivo es delimitar el espacio con el cercado, lo que implica la solución de otras problemáticas como la ocupación irregular de las áreas de protección costera del arroyo, la presencia de adictos y la inseguridad propia que ha generado el antiguo abandono del lugar.
Entretanto, el Gobierno municipal apela a toda la ciudadanía para cooperar con el sostenimiento de la visión y el sentido de pertenencia de los esteños en general y de la vecindad del entorno, en especial, con el válido fundamento de que este amplio lugar por donde fluyen deslumbrantes las mini cataratas del Acaray bien pueden convertirse en parque municipal de múltiple valor agregado.
Tal valor agregado puede dimensionarse con la posibilidad de la preservación ecológica, la prevención de la salud pública con la apertura de una gran corriente de oxígeno, un inmenso atractivo, de esparcimiento y desarrollo turístico sostenible.
Además, el predio está adjunto al polideportivo municipal, por lo que, el intendente Miguel Prieto, pone a consideración de toda la ciudadanía, el esfuerzo por la recuperación de este espacio a la vez de interpelarla para que se sume a la cooperación para preservar el proceso de limpieza, recuperación y hermoseamiento de los espacios públicos, incidiendo de esta manera en la prevención de la salud pública.
La tarea de este lunes fue acompañada por agentes de la Policía Municipal, con el fin de prever la seguridad de los trabajadores municipales, ya que es una zona copada por adictos, que prácticamente se convirtió en un vertedero marginal.
Por tanto, se insta a la comunidad a cooperar para evitar el arrojo de basuras por parte de carriteros y particulares que tiran residuos de todo tipo a lo largo del predio. Asimismo, se solicita a los propietarios de predios privados de las inmediaciones a adecuarse a la ordenanza municipal, responsabilizándose de la limpieza de sus terrenos con la debida conciencia sobre la amenaza latente de proliferación del dengue.