Instalan relojes biométricos en la Municipalidad de Ciudad del Este

 La complementación de relojes barométricos como sistema de control de asistencia a los funcionarios se inició este martes, en la Municipalidad de Ciudad del Este. Tres aparatos guardados en su propia caja, fueron encontrados entre ratones, en la oficina del Centro de Procesamiento de Datos.
Este martes se inició el registro de huellas dactilares de los funcionarios, que fueron convocados por sectores. Aquellos que ya registraron sus huellas, empezaron a marcar su salida en el reloj desde la fecha y dejarán de usar las antiguas tarjetas. La marcación de tarjetas es un sistema arcaico y muy vulnerable, según había señalado en su informe, la interventora Carolina Llanes y recomendó la instalación de relojes.
Pese a que los aparatos estaban en la Municipalidad, no fueron instalados por administraciones anteriores. “Nosotros hemos iniciado nuestro trabajo haciendo una auditoria en el área de informática para ver todos los equipos, y dentro de eso encontramos entre ratones, estos tres relojes que estaban en cajas. Entonces comenzamos a desarrollar el software para interconectar el reloj con el sistema de recursos humanos y una vez que terminamos eso, iniciamos el operativo de registrar a los funcionarios”, comentó el director de CPD (Departamento de Informática), Oscar Melgarejo.
La directora de Recursos Humanos, Yolanda Paredes, resaltó la importancia de la implementación del sistema de control. “Para nosotros es un elemento importantísimo, es una revolución prácticamente para la institución municipal, esto es lo que siempre anhelamos y esperamos, creo que no solamente es habilitar un sistema que nos servirá para realizar un control a los funcionarios, por sobre todo evitará planilleros, que es nuestro objetivo principal”, señaló.
En una primera etapa, se instalarán tres relojes: uno en la Municipalidad, otro en el Centro Educativo Municipal (CEM) y en la Escuela de Artes y Oficios. Melgarejo informó que esta semana llegarán otros 20 relojes, que serán instalados en diferentes áreas, como Servicios Municipales (Área 2), Junta Municipal, Dirección de Tránsito y otras dependencias.
El reloj biométrico registrará el horario de entrada y salida de los funcionarios. Sin embargo, el control de permanencia y desempeño, queda a cargo de los jefes y directores. “El funcionario público está obligado por ley a rendir por las tareas que hace diariamente a través de un informe, por lo que cada jefe o director es responsable de que existan planilleros o personas que no estén trabajando”, manifestó Melgarejo.