​Municipalidad de CDE inaugura nuevo dispensario barrial

La Municipalidad de Ciudad del Este inauguró este jueves un nuevo dispensario en el barrio San Vicente de Paúl, una populosa y activa comunidad que recibió con mucha alegría la obra con modernas infraestructuras, con la presencia del intendente Miguel Prieto Vallejos y directores municipales.

Es una obra innovadora con una infraestructura totalmente climatizada, con la modalidad de contenedores diferenciados, el primer dispensario moderno, donde los vecinos ya podrán contar con los primeros servicios médicos esenciales. La construcción del dispensario fue posible con el importante soporte de autogestión de la comisión vecinal.

Los referentes del barrio expresaron la satisfacción por el logro de un anhelo de hace mucho tiempo, en el que se enfocaba la comisión de fomento del barrio, en coincidencia con la fiesta patronal.

“Al último al que tienen que agradecerle es al intendente, porque es el esfuerzo propio de la comunidad, la inversión de la Municipalidad, al fin y al cabo es de ustedes”, afirmó el intendente en su mensaje durante el acto de inauguración.

Mencionó que son muchas las necesidades y que el barrio está ganando un espacio importante para su sistema de salud para la atención médica, obstetricia, enfermería, vacunación, provisión de medicamentos entre otras.

“Esto es gracias a ustedes, gracias por el apoyo”, dijo Miguel Prieto al anunciar que luego de los problemas burocráticos, en los próximos días llegarán los medicamentos para los dispensarios.

En la oportunidad, el director de salud de la Municipalidad, Walter García, señaló que se tuvo una expectativa muy grande al pensar en el proyecto un año atrás, al agradecer a los pobladores por el esfuerzo desplegado. A la vez, presentó al equipo de profesionales que atenderán en el nuevo dispensario.

Es el dispensario número 24 que inaugura la Municipalidad de Ciudad del Este, con una inversión de 205 millones de guaraníes, construido en un plazo de 25 días, con todas las características para la atención clínica general, odontología y otros servicios gratuitos, de acuerdo a las infraestructuras exigidas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social. La comunidad aportó una contrapartida de G. 45 millones para dicha inversión.